La Autoridad Portuaria de Almería (APA) abre el Cable Inglés a los ciudadanos, lo que constituye un hito histórico en las relaciones puerto-ciudad. El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, y la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, han participado en la tarde de hoy en la inauguración de la restauración de la plataforma de acceso del cargadero de mineral El Alquife, junto a la alcaldesa de Almería, María del Mar Vázquez, y la presidenta de la APA, Rosario Soto, en un acto al que también han asistido el delegado del Gobierno en Andalucía, Pedro Fernández, el secretario de Estado de Memoria Democrática, Fernando Martínez, los consejeros andaluces de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul y de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural, Ramón Fernández-Pacheco y Carmen Crespo, respectivamente, el secretario general de Agenda Urbana y Vivienda, Iñaqui Carnicero, y el presidente de Puertos del Estado, Álvaro Rodríguez, entre otras autoridades.

La rehabilitación de la pasarela de esta infraestructura símbolo de Almería corresponde a la segunda fase de su puesta en valor. Promovida por la APA y financiada en parte por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, a través del 1,5% Cultural, la obra ha supuesto una inversión total de 2,7 millones de euros.

El presidente de la Junta de la Andalucía, Juanma Moreno, ha destacado que la restauración del Cable Inglés refuerza el vínculo de la ciudad con el Puerto y supone un importante recurso y reclamo turístico y cultural. Moreno, que ha afirmado que esta inauguración es un acontecimiento clave para Almería y un ejemplo de colaboración institucional, ha aseverado que con él se salda una deuda con esta zona y con este monumento situado en Las Almadrabillas; además ha puesto en valor el proyecto de desarrollo de ciudad moderna y ambiciosa de Almería.

“Hoy inauguramos el Cable Inglés, este paseo elevado en el que nos encontramos admirando como el mar baña la ciudad de Almería”, ha apuntado la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, quien ha añadido: “Unas obras de restauración en la que hemos estado trabajando tres años y que hemos desarrollado bajo una financiación 100% estatal: con una subvención del ahora 2% cultural de 2,2 millones de euros y con la aportación restante de la Autoridad Portuaria de Almería. Unas obras con las que mantenemos y ponemos en valor un nuevo elemento del rico patrimonio cultural que posee Almería”.

Para la presidenta de la APA, Rosario Soto: “Estamos ante un día que será inolvidable para la ciudad de Almería. Después de que el cargadero de mineral fuera adquirido por la Autoridad Portuaria hace 22 años, hoy se abre la plataforma peatonal de este icónico mirador que se adentra en el mar”. En su intervención, Soto ha puesto de manifiesto el compromiso de todos los que han hecho posible el poder reabrir el Cable Inglés para los ciudadanos y ha afirmado: “El Cable Inglés es un claro ejemplo de colaboración interadministrativa, interlocución activa, diálogo permanente y acuerdos positivos para que siempre gane Almería”.

Por su parte, la alcaldesa de Almería, María del Mar Vázquez, ha indicado que esta segunda vida que va a tener el Cable Inglés “supone una gran noticia porque es todo un hito urbano, arquitectónico y hasta sentimental para nuestra ciudad, que nos permite reconducir nuestra relación con el frente marítimo y cambiar esa percepción, siempre paradójica en una ciudad costera, de que Almería ha vivido muchos años de espaldas al mar”. Vázquez ha señalado que la rehabilitación del antiguo cargadero de mineral “enriquece de manera considerable nuestro discurso urbano como ciudad porque supone un atractivo histórico más y podemos entenderla como la primera de las actuaciones del Proyecto Puerto Ciudad que ve la luz en Almería”.

Representantes de toda la sociedad almeriense han arropado este acto inaugural con el que comienza una nueva etapa para este monumento, declarado Bien de Interés Cultural por la Junta de Andalucía en 1998. El evento ha contado con la participación de la periodista María del Mar Ramos, quien ha repasado qué fue y qué supuso esta infraestructura para el puerto y la ciudad de Almería, acompañada de las notas del cuarteto de cuerda de la Orquesta Ciudad de Almería. Los artistas Tomatito y José del Tomate han lucido su maestría con la guitarra deleitando a los asistentes.

Actuaciones más relevantes de la obra en su segunda fase

En esta segunda fase de rehabilitación del Cable inglés destacan actuaciones como la restauración de la estructura metálica de la plataforma de acceso; el tratamiento de conservación de la fábrica de piedra; la puesta en valor de la plataforma superior convirtiéndola en un paseo peatonal, dotado de un pavimento de madera de iroko, barandillas de seguridad y protección y sistema de iluminación; y el mantenimiento de los bienes muebles existentes, constituidos por los raíles de ferrocarril.

Las obras fueron recepcionadas el pasado jueves 30 de marzo.

Pasado y presente

El cargadero de mineral El Alquife de Almería fue construido entre 1902 y 1904 por la compañía The Alquife Mines and Railway Company Limited, según el proyecto redactado por el ingeniero escocés John Ernest Harrison y cuya versión final firmaría Andrés Monche y Ríos, con la finalidad de abandonar rudimentarios sistemas de carga del mineral procedente de las minas de hierro de Alquife (Granada) y aliviar sobrecostes en su exportación marítima por el puerto de Almería. Frente a otros muelles embarcaderos, este incorporaba como gran novedad grandes depósitos laterales, de manera que servía de almacén-contenedor y muelle de descarga.

Su acceso, a modo de un largo viaducto desde la estación de ferrocarril hasta la playa de Las Almadrabillas, con arcos de sillería y puentes de estructura metálica, facilitaría el transporte del mineral en vagones hasta los depósitos para, a continuación, verter la carga a los barcos por gravedad.

El conocido popularmente como Cable Inglés fue inaugurado por el rey Alfonso XIII en su visita a la ciudad de Almería en abril de 1904 y se mantuvo en uso hasta 1970.

Hace justo 25 años, en 1998, la Junta de Andalucía lo declaró Bien de Interés Cultural con la categoría de monumento.

Tras más de medio siglo cerrado y después de dos fases de restauración (la primera relativa al tratamiento de conservación del muelle de carga y, la segunda a la restauración de la plataforma de acceso), la Autoridad Portuaria de Almería abre el Cable Inglés a los ciudadanos a partir de mañana como paseo peatonal y mirador excepcional sobre el mar.

Dada la expectación que ha levantado su rehabilitación y apertura, la APA ha habilitado un sistema telemático para la reserva de visitas, en una primera etapa hasta el 30 de junio, a través de su web apalmeria.com con el fin de facilitar una visita satisfactoria a los usuarios de manera ordenada. En apenas doce días desde la puesta en marcha de este sistema, el pasado 22 de marzo, el número de reservas supera las 22.000.